Nos ha encatado este artículo que hemos encontrado en aceitesdeolivaespaña.com y queríamos compartirlo con vosotros para que sepáis un poquito más de la materia prima que nos da nuestro preciado AOVE, las aceitunas.

En España se cultivan más de 200 variedades de aceituna. Cada una de ellas aporta sabores y aromas únicos. ¡Descubre sus características de sabor y aroma, y aprende a reconocerlas!

Estas son sólo algunas de las más de 200 que se cultivan en España. Atesoramos un rico patrimonio que nos ofrece unas inmensas posibilidades en la cocina: Arbosana, Alfafara, Argudell, Arróniz, Bical, Callosina, Canetera, Carrasqueño de Alcaudete, Carrasqueño de la Sierra, Castellana, Changlot Real, Gordal de Hellín, Limoncillo, Llumeta, Lucio, Manzanilla de Hellín, Morrut, Ocal, Pajarero, Palomar, Pequeña de Casas Ibáñez, Pico Limón, Picual de Almería, Rojal de Tarragona, Royal de Calatayud, Vallesa, Vera, Verdial de Badajoz, Verdial de Cádiz, Verdial de Huévar, Villalonga…y muchas más ¡Anímate a descubrirlas!


ARBEQUINA

 

Es la variedad característica de Cataluña (Tarragona y Lérida) y del Alto Aragón, aunque su cultivo se ha extendido a prácticamente todo el país. Toma su nombre de la localidad leridana de Arbeca.
Da un aceite muy fluido, dulce y en el que casi no se perciben sabores amargos o picantes. Su aceite de oliva presenta un aroma frutado de aceituna, manzana, plátano y almendra.


HOJIBLANCA

Su cultivo se extiende fundamentalmente por las provincias de Málaga, Córdoba, Granada y Sevilla. Su nombre hace referencia al color blanquecino de las hojas. Esta variedad tiene la particularidad de que se usa tanto para la obtención de aceite como para su uso como aceituna de mesa.

Se caracteriza por su sabor y aroma a hierba recién cortada, alcachofa y plantas aromáticas. Su entrada en boca es dulce, con un amargor ligero y un picor final muy localizado en la boca


PICUAL

Es la variedad más abundante de España y del mundo, existiendo en la actualidad unas de 900.000 hectáreas de superficie de producción en nuestro país que se encuentran principalmente en Jaén, Córdoba y Granada, aunque su cultivo se ha extendido a otras zonas productoras como Castilla-La Mancha. Su nombre hace referencia a la forma de pico que muestra el fruto.

Su aceite es muy apreciado por su alta estabilidad (resistencia a la oxidación), lo que le confiere una gran resistencia a las altas temperaturas en la cocina y es idóneo para la conservación de alimentos crudos o cocinados.

Sensorialmente son aceites de gran personalidad, con mucho cuerpo y con frutado de aceituna verde, apreciándose en el sabor la hoja de olivo, un ligero picor y amargor.


CORNICABRA

Este tipo de aceituna constituye la segunda variedad española en cuanto a superficie cultivada. Se encuentra fundamentalmente en las provincias de Toledo, Ciudad Real y Madrid, aunque también se cultiva en las provincias de Cáceres y Badajoz. Su nombre hace referencia a la forma curvada del fruto que recuerda al cuerno de la cabra.

Sus aceites de oliva virgen extra son muy aromáticos, con frutado de aceituna y otras frutas entre las que destaca la manzana. En boca se aprecian notas herbáceas de hoja de olivo, con un ligero sabor amargo.


PICUDO

Es una de las grandes variedades andaluzas, con importante presencia en las provincias de Córdoba, Granada, Málaga y Jaén. Aunque su nombre es similar, es una variedad claramente diferenciada de la picual. Toma su nombre del pronunciado pezón que forma el extremo del fruto.

De esta variedad se logran aceites muy aromáticos. Se caracteriza por su sabor frutado verde con notas de manzana verde y hoja de olivo.