En esta última década la importancia de la tecnología en nuestras vidas ha aumentado exponencialmente. El uso de los dispositivos electrónicos, como móviles y ordenadores, ocupa la mayor parte de nuestro tiempo. Por otro lado, la salud y los hábitos saludables suman posiciones y cobran una importancia que antes no tenían.

Era de esperar que aparecieran aplicaciones móviles que ayudaran a conciliar estos 2 sectores. ¿Pero son realmente fiables?.

Hoy hablamos de Nutri-Score. Una de las aplicaciones más conocidas y con miles de descargas.

El algoritmo en el que se basa Nutri-Score asigna puntos en función de la composición nutricional por 100 gramos o 100 mililitros de producto y tiene en cuenta el contenido de elementos menos saludables (calorías, azúcar, grasas saturadas y sal) y más favorables (fibra, proteínas y el porcentaje de frutas, verduras, legumbres, frutos secos y frutas oleaginosas). Hasta ahí, todo correcto. Sin embargo, la fórmula omite “nutrientes beneficiosos” dentro de la dieta global, como vitaminas, minerales o ácidos grasos esenciales, entre otros.

La consecuencia inmediata es que no clasifica correctamente a productos altamente saludables, como es el caso de los aceites de oliva vírgenes (AOV). En un primer momento, los resultados de la clasificación le otorgaban a los AOV una letra D (naranja). Tras muchas críticas, se modificó el algoritmo obteniendo finalmente una letra C (amarillo).

Con esa clasificación los aceites de oliva vírgenes (AOV y Aceite de Oliva Virgen Extra-AOVE) se equiparan a los aceites de semillas refinados, puntuando todos con una letra C.

Recientemente, el Ministerio de Consumo anunciaba que los aceites de oliva van a ser excluidos del sistema Nutri-Score. Incluso se está, además, trabajando para que esta medida se extienda al resto de países. Pero…¿no sería más efectivo luchar por conseguir una clasificación superior, la que efectivamente les corresponden (letra A), en lugar de esconderlos?.

Desde nuestro punto de vista creemos mucho más aconsejable luchar por una posición real del AOVE en este tipo de aplicaciones antes que esconder un producto que todos sabemos que es totalmente saludable, aparte de beneficioso para la salud.

Fuente: mercacei.com