España lidera las exportaciones de aceite de oliva virgen y de aceites de oliva, con el 79,1% y 95,6% de la cuota de estas exportaciones por valor, respectivamente.

En 2019, las exportaciones españolas totales fueron de 43.855 toneladas por un valor de más de 129,5 millones de euoros. De ellas, 101,8 millones de euros y 31,4 toneladas fueron de AOVE.

China es el sexto importador de aceite de oliva, representado en torno al 4% de las importaciones mundiales.

Los factores que condicionan la demanda son fundamentalmente: la marca, el origen y el canal regalo.

Hasta el 60% de las ventas de aceites de oliva se producen como regalos, por lo que las promociones en periodos festivales son esenciales.

El producto español mantiene una presencia dominante en el mercado, dado que 8 de cada 10 litros de aceite de oliva proceden de España.

Respecto a las perspectivas del mercado, la demanda de aceite de oliva cuenta con una de las mayores previsiones de crecimiento para los próximos cinco años, con un crecimiento del 20% en valor y de más del 30% en cantidad para 2024.

Fuente: oleorevista.com