Uno de los errores más comunes en la cocina es almacenar incorrectamente el aceite de oliva afectando así su sabor, calidad y arriesgando nuestra salud.

Consejos para guardarlo

  • No almacene en el congelador el aceite de  oliva “extra virgen”

Guárdelo en un armario oscuro, fresco y lejos de los aparatos de cocina o otras fuentes de calor.  El aceite de oliva “extra virgen”  que se debe guardar a temperatura ambiente y no refrigerar. Si se refrigera, la condensación puede desarrollar y afectar negativamente su sabor.

El aceite de oliva “extra virgen” se mantendrá en buenas condiciones hasta por un año si se conserva en un recipiente cerrado en un armario oscuro y fresco. Si el envase no está abierto, el aceite puede mantenerse hasta dos años.

La refrigeración no afecta la calidad o el sabor de otros aceites de oliva.

  • Evite guardarlo en un sitio caliente o expuesto a la luz.

El calor, el aire y la luz son los enemigos de este aceite porque ayudan a crear los radicales libres, que aceleran la oxidación excesiva y la rancidez que contribuyen a la enfermedad cardíaca y el cáncer.

La rancidez puede establecerse con el tiempo antes de que usted pueda probarla ni olerla. Los aceites que se ha dañado, afectan las células y utilizan antioxidantes preciosos. A pesar de que el aceite rancio no representa un tipo de seguridad alimentaria de riesgo para la salud, es mejor no consumirlo.

  • Manténgalo fresco

La temperatura es también importante en la prevención de la degradación del aceite de oliva. Los expertos recomiendan almacenar el aceite a  la temperatura de una refrigerador de vinos 14 grados C (57 F). Una temperatura ambiente de unos 21 grados C (70 F) podría estar bien. Usted puede refrigerar el aceite si su cocina es más caliente que esta temperatura.

La refrigeración es lo mejor para el almacenamiento a largo plazo de todos los aceites de oliva premium, salvo los “extra virgen”. Considere llevar a la mesa pequeñas cantidades de aceite de oliva en un recipiente sellado a temperatura ambiente – tal vez en una jarra pequeña de porcelana con tapa que impida la entrada del aire y la luz. De esta manera, el aceite de oliva esta inmediatamente listo para usar. Mantenga el resto en el refrigerador, pero recuerde que el aceite de oliva se solidificará refrigerado lo que dificultará su uso. Volviéndolo a la temperatura ambiente restaurará su fluidez y su color.

Fuente: micocinavegetariana.com

Adquiera cualquiera de nuestros aceites de oliva virgen extra haciendo clic en el siguiente enlace: aquí.