ASSITOL, l’Associazione italiana dell’industria olearia ha felicitado a las fuerzas policiales por su operación “Oro giallo”, en el que se ha puesto de manifiesto la incautación de 150.000 litros de aceites de semillas coloreados con clorofila, y haciéndolos pasar por aceites de oliva virgen extra italianos. Dichos aceites falsificados se comercializaban en los restaurantes italianos y de Alemania.

“El caso es probable que afecte la imagen de la industria del aceite de oliva virgen y extra, y al mismo tiempo demuestra que los restauradores italianos tienen poco conocimiento de nuestro aceite de oliva”, advierte la presidenta de Assitol, Anna Cane.

La historia de Apulia también pone de manifiesto el poco (o nulo) conocimiento que se tiene del aceite de oliva virgen, tal y como ASSITOL ha venido denunciando en los últimos años. “Se puede comprender que el conocimiento de los consumidores alemanes sea menor, pero es desconcertante que tantos propietarios de restaurantes nacionales no hayan detectado el fraude, señala Anna Canne. Esto demuestra que el conocimiento de este producto único entre los italianos es muy modesta e incluso aquellos en los puestos de trabajo más cualificados no son una excepción “.

Desde la Assitol esperan que esta operación sensibilice al sector de la restauración italiana y que busquen siempre información y formación adecuada para distinguir los aceites de oliva virgen extra genuinos.

Fuente: Olimerca

Desde Aceites Canoliva garantizamos la calidad de nuestros AOVE. Accede a nuestra tienda online y disfruta de las ventajas de un AOVE de la máxima calidad, sin tramap ni cartón:

Tienda online